thms@trihalometanos.com
Inicio | Cloración | Riesgo para la salud | Legislación | Prevención | Filtros | Osmosis | Destiladoras
Estás en: La Presentación
Presentación

Bienvenidos a la web de los Trihalometanos

Los trihalometanos (THM) son un grupo de substáncias volátiles que se generan esencialmente en los procesos de potabilización del agua.

Al añadir cloro al agua para la desinfección de la misma en las plantas de potabilización, se generan unos subproductos de la desinfección (SPD), como los trihalometanos, los ácidos acéticos halogenados (HAA) y otros.Parece ser que la materia orgánica presente en el agua procedente de ríos y embalses, especialmente substáncias como taninos (ácidos fúlvicos y húmicos) gracias al proceso oxidativo del cloro son los precursores de estos subproductos de la desinfección.

Estos subproductos, y especialmente los trihalometanos, están asociados a riesgos para la salud y el medio ambiente, e internacionalmente vinculados a posibles cánceres como el de colon y vejiga, y efectos adversos durante el embarazo incluyendo aborto y retardo del crecimiento fetal.

 

Químicamente el metano ve sustituido uno o varios de sus hidrógenos por algún halógeno como el flúor (F), cloro (Cl), bromo (Br) o yodo (I).

Por ejemplo, del metano representado como un átomo central de carbono rodeado de cuatro átomos de hidrógeno (CH4), Metano obtendríamos los siguientes compuestos:

  • CHF3 o Trifluorometano, fluoroformo, Freón 23, R-23, HFC-23Fluoroformo
  • CHClF2 o Clorodifluorometano, R-22, HCFC-22Clorodifluorometano
  • CHCl3 o Triclorometano, cloroformo, metil tricloruroCloroformo
  • CHBrCl2 o BromodiclorometanoBromodiclorometano
  • CHBr2Cl o DibromoclorometanoDibromoclorometano
  • CHBr3  o Tribromometano, bromoformo, metil tribromatoBromoformo
  • CHI3 o Triiodometano, iodoformo, metil triioduroIodoformo

 

Riesgos para la salud al estar en el agua

La legislación española, admite que (desde el 1 de Enero del 2.009) la presencia de estos compuestos en el agua de red no debiera superar los 100 µg/litro para ser considerada agua apta para el consumo humano. Estos valores en muchas zonas de España, se han visto superadas frecuentemente en el pasado.
En Barcelona y área metropolitana por ejemplo, cuyo suministro de agua procede esencialmente de dos ríos, el Llobregat y el Ter, se aprecian históricamente calidades de agua distintas así como distintas presencias de estos compuestos.
En el agua procedente del Llobregat, la presencia de trihalometanos ha sido superior a los 150 µg/litro en numerosas ocasiones, mientras que en el agua del Ter, sin observarse valores tan elevados, los 100 µg/litro se han superado fácilmente.
En estos casos, lo habitual es considerar estas aguas como aptas para el consumo humano de forma excepcional, dado que la presencia de estos compuestos en nuestros ríos no puede ser eliminada si no es con cambios estructurales en la gestión y planificación del agua, medidas que no pueden ser tomadas de forma urgente sino que a menudo implican importantes decisiones de gobierno.